¿Qué y cuánto es el IGV en el Perú?

El impuesto general a las ventas “IGV” grava la disposición de la riqueza expresada en el consumo o gasto, a diferencia de los impuestos al ingreso (ej. impuesto a la renta) o al ahorro o patrimonio (ej. a la propiedad predial, etc). Como impuesto, su cumplimiento no origina una contraprestación directa a favor del contribuyente. Así, el Estado tiene plena libertad para aplicar lo recaudado a lo que haya presupuestado (salud, educación, etc.).

¿Quieres calcular de manera online el IGV?

Técnicamente se le define como un impuesto de carácter general (a diferencia del selectivo), plurifásico (se recauda en las diversas fases de la cadena de comercialización) y no acumulativo (solo incide sobre el “valor añadido”) que grava la venta de bienes muebles en el país, la prestación o utilización de servicios en el país, los contratos de construcción, la primera venta de inmuebles que realicen los constructores de los mismos y la importación de bienes.

Con una buena atención al cliente puedes conocer que es lo que más gusta a los consumidores de tus productos, así como también conocer las mejoras que necesita o los cambios que debes aplicar a tu producto o servicio para que sea valorado y querido por tu publico.

Esto quiere decir brindarle a nuestros clientes una mejor calidad en la atención que las

Ingresa a nuestra Calculadora para obtener el IGV General a las Ventas IGV

Qué es el Impuesto General a las Ventas (IGV)

Si comparamos nuestro IGV con países vecinos:

  • Chile está por encima de nuestra cifra (19%)
  • Tenemos a Brasil (17%)
  • Colombia (16%)
  • Bolivia (13%)
  • y Ecuador (12%).

A partir de agosto de 2003, el IGV fue incrementado de 18% a 19%.

Si bien dicha medida debió revertirse en 2004, fue recién en marzo de 2011 que se rebajó nuevamente a 18%, año en que había ingresos adicionales por el gran crecimiento de la economía, que alcanzaba el 8,78%. Por eso, los menores ingresos por la reducción del IGV tuvieron un efecto neutro en la caja fiscal.

En caso coloques el monto que requieras en el campo Neto, de manera automática obtendrás el Pago a cuenta del Impuesto a la Renta, que se calcula sobre el 1.5% del valor neto. Pero si solo deseas obtener el IGV de una factura, entonces tendrás que escribir el monto en el campo que dice ‘Total’.

Facebook Comments

De la multicanalidad a la omnicanalidad de la Banca Retail

Frente a las nuevas tendencias tecnológicas globales en la definición de modelos de negocio, la banca viene ideando estrategias eficientes enfocadas en reducir costos y fidelizar clientes en un entorno cada vez más tecnológico y competitivo, invirtiendo grandes esfuerzos en la “multicanalidad”.

En este contexto, la regulación financiera está poniendo atención en canales de servicios complementarios (cajeros corresponsales, establecimientos de operaciones básicas –EOB- y ATM) como una alternativa al uso de canales tradicionales (agencias y/u oficinas) en la contratación de productos financieros y ejecución de acuerdos contractuales.

La realidad sin embargo continúa transformando al sector financiero, exigiendo permanentemente a las entidades potenciar la innovación con el objetivo de mejorar aún más sus modelos de crecimiento y ser competitivos. Es en este contexto que iniciativas asociadas a la experiencia multicanal vienen siendo dejadas atrás dando paso a nuevas estrategias de negocio basadas en la “omnicanalidad”. Bajo una lógica omnicanal se aspira a superar las deficiencias que trae consigo un modelo básico o primario de multicanalidad en el cual el uso poco integrado de canales conlleva a que los clientes sean atendidos en forma independiente en función a cada canal que se utilice, siendo complicado iniciar una operación en un canal y culminarla en otro, más aun si los flujos de información entre canales no necesariamente están garantizados.

Es en este contexto que la omnicanalidad adquiere protagonismo, propugnando un replanteamiento a nivel de procesos y el mejoramiento de arquitecturas tecnológicas con la finalidad de que el acceso y la prestación de servicios financieros se desarrolle por medio de canales integrados, cuya combinación múltiple esté en grado de satisfacer de modo mucho más eficiente las necesidades de los consumidores financieros, conllevando a su vez a mayores beneficios para la industria en términos de optimización de tiempos e inversión en IT.

Ciertamente, la experiencia global confirma que bajo el nuevo paradigma de la omnicanalidad se garantiza una fluidez en la interconexión de canales digitales (sucursales virtuales y/o cápsulas bancarias, aplicaciones web, redes sociales, banca en línea, banca móvil) con canales físicos (sucursales, EOB, agentes corresponsales, entre otros) insertando a la banca retail en la vida cotidiana de los consumidores donde ha aprendido a conocerlos, estudiando su comportamiento, hábitos comunes y satisfaciendo sus necesidades.

Multicanalidad y omnicanalidad para nuestro cliente

https://www.youtube.com/watch?v=Gq_WgHAGQMI

Un ejemplo de tendencias que marcan una diferencia en el panorama internacional son las oficinas insignia, entendidas como sucursales automatizadas de última generación que sirven de tecnología vanguardista (sistemas de reservas on line, pantallas táctiles interactivas, sistemas basados en video tecnología y terminales del tipo Netbank, Ipad y Ipod Touch) orientada a reforzar el concepto de “tienda de productos”. En éstas se ofrecen soluciones financieras a la medida de los consumidores, tal y como si se tratase de un supermercado, combinando técnicas de contratación electrónica y el uso de redes sociales.

A modo ejemplificativo mencionamos algunos casos concretos, tales como BNP Paribas (Francia), CommBank (Australia) y la Q110 de Deutsche Bank (Alemania) que han estructurado su oferta de productos bancarios en paquetes según el target de consumidores; ASB Bank (Nueva Zelanda), considerada la primera sucursal virtual en Facebook en el mundo, ha sido capaz de ofrecer similares servicios financieros al interior de su centro de contacto; SmartyPig (USA) introdujo por primera vez la aplicación de banca online que combina redes sociales con web 2.0, incentivando en sus usuarios el logro de objetivos a través de programas de incentivos.

Innovación Tecnológica en Banca y Retail

Este redimensionamiento de la banca retail que está revolucionando los paradigmas de servicio al cliente bancario, si bien trae consigo una serie de ventajas simplificando enormemente el acceso a productos financieros, conlleva a su vez a la asunción de retos por parte de las empresas asociados a esta continua innovación en la prestación de servicios financieros.

Tales desafíos están ligados principalmente a una adecuada gestión de riesgos que las empresas deberán monitorear y controlar, cuidando varios frentes de atención, tales como los asociados a la gestión de la seguridad de la información y de prevención de fraudes, de transparencia y contratación con usuarios, continuidad del negocio, protección de data personal, prevención del delito de lavado de activos y de financiamiento del terrorismo, entre otros que impactan en la nueva era de la omnicanalidad de los servicios financieros.

Facebook Comments

Los servicios financieros en Perú

Los servicios financieros están desarrollándose de manera acelerada en los últimos años, producto del avance de la tecnología y de la innovación. En Perú, es interesante ver cómo se vienen desarrollando alternativas novedosas de servicios y canales financieros; los cuales precisan de un entendimiento previo de la diferencia entre ambos conceptos y de qué marco regulatorio los abarca ya que dentro de sus reglas deberán actuar los agentes involucrados.

Hablamos de servicios financieros cuando nos referimos a cualquier servicio por el cual se facilita el uso o la disposición de dinero (préstamos, pagos, transferencias, depósitos, comisiones de confianza, entre otros). Dentro de ellos tenemos los servicios que implican intermediación financiera (captación de fondos del público para su posterior colocación bajo cualquier modalidad) y los que facilitan transacciones financieras (pagos, transferencias, gestión de préstamos). Es claro que los primeros están reservados únicamente para las empresas que cuentan con autorización de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS); sin embargo, los segundos, salvo que exista una norma que los reserve para entidades financieras, podrían ser prestados por cualquier empresa y es ahí donde están surgiendo alternativas novedosas para poder cubrir necesidades hasta ahora no atendidas de la población. De ahí que varios de estos servicios sean innovadores e inclusivos.

De otro lado están los canales financieros, que ofrecen una vía para la prestación de servicios financieros. Un canal exitoso en Perú vienen siendo los cajeros corresponsales, los cuales están promoviendo la inclusión financiera ya que permiten la prestación de servicios en establecimientos comerciales (fijos o móviles) y han triplicado al número de oficinas y ATM de las entidades financieras[1]. Otros son los canales digitales cuyo uso está siendo promovido dentro y fuera de la banca; y permiten la contratación no presencial de servicios financieros de un modo eficiente (rápido y sin recurrir al papel). Prueba de ello son los avances en banca móvil que estamos viendo en el sistema financiero que incluyen ofrecer préstamos, pagos y transferencias a través del uso del dispositivos electrónicos (teléfono celular, tabletas y equivalentes). Otro ejemplo es el desarrollo de pagos y transferencias contactless que se valen de dispositivos tales como tarjetas y aparatos celulares para efectuar transacciones sin necesidad de marcar un PIN o firmar un voucher.

La combinación de un servicio y un canal para su prestación, da origen a un producto financiero que, dependiendo de su diseño y su adaptabilidad al mercado local, podría resultar innovador y exitoso en Perú.

Para los que diseñan el producto es fundamental entender el marco regulatorio aplicable. Este incluye (i) normas de protección al consumidor que le aseguren información completa y veraz del producto que se le ofrece; garantía del buen uso de los datos personales, restricciones a las tasas de interés si se trata de préstamos ofrecidos fuera del sistema financiero; y, (ii) normas de prevención de riesgos de lavado de activos y financiamiento del terrorismo. Tratándose de servicios prestados al interior del sistema financiero, las normas exigen adicionalmente a las entidades financieras (iii) gestionar el riesgo operacional vinculado principalmente a la seguridad y confiabilidad del servicio que se presta.

Para el regulador, es fundamental entender que no es preciso regularlo todo, sino solamente aquello que represente un riesgo para el público. De lo contrario será muy difícil lograr un mercado eficiente de servicios financieros innovadores e inclusivos en Perú.

Facebook Comments